NUESTRO CEMENTERIO. Enterramientos antiguos

Antiguamente los enterramientos normales eran muy sencillos y se realizaban con materiales locales: un túmulo de tierra, levantado con el sobrante de la propia tierra de la fosa tras depositar el féretro y a veces una sencilla cruz de hierro, forjada por el herrero del pueblo, en la que se solían escribir o grabar las iniciales del difunto. También el ataúd era fabricado por el carpintero del lugar.

Ant1

Ant2

Las lápidas con los datos del difunto y la fecha de defunción solo aparecen ya a finales del Siglo XIX. Primero son pequeñas lápidas de cerámica, especialmente cuando el fallecido era un niño.

Ant3b

Más tarde se va generalizando el tipo de lápidas actuales, del tamaño de la sepultura y realizadas en granito o en mármol. En muchos casos, esas sepulturas “modernas” se levantan sobre una sepultura antigua, al enterrarse nuevos difuntos de la misma familia.

Ant4b

Ant5

Seguramente por eso la lápida más antigua (tema para una próxima entrada) es de 1890; 32 años después de levantarse el cementerio en 1858.  Son más de tres décadas de las que no quedan vestigios identificables. Sepulturas habrá, probablemente, pero sin datos visibles que permitan establecer la fecha.

Paco Corral                                                                                                                                      (25/2/2021)

Descubre Malpica. Visítanos.

Localización

Síguenos en Facebook

Please publish modules in offcanvas position.